¿Felicidad?

¿Felicidad?

La eterna búsqueda de la «felicidad» nos escabulle por recovecos senderos, los solemos llamar inciertos, buenos, malos, con puntuaciones altas y bajas como en un película de estreno. Personalmente intento puntuar cada vez menos los guiones que se arman en mi gran historia, cada detalle en su interior tiene su magia, los actores, de sorpresa momentánea y desdoblamiento de roles, a veces ángeles, otras demonios,  y ea, pero que con el pasar de los días, la trama resulta ser la misma… Buscar aprobación externa, a través de relaciones, trabajo, personas, y aunque los escenarios suelen ser distintos, las motivaciones suelen ser las mismas, buscar afuera lo que no me satisface dentro, en donde siempre fue más fácil, culpar a otros y caminar en circulo regodeadome de mis insatisfacciones. Y aunque aún no tengo mucha idea de este gran plan, siento personalmente que descubro recursos que no sabía tenía, que me permiten dar giros inesperados en esta historia, que más allá de ser el fin, le ponen color y gracia a cada creación.

Además he podido descubrir en pequeños sorbos una fuerza más grande que todo, responsable de respirarnos, marcar cada capítulo y proveernos de todo lo que necesitamos a cada instante para coexistir con este mundo. Esto no significa que en ocasiones mi cabeza no este llena de pensamientos de mejora, de perfección, de búsqueda, de fracaso, de miedo, tristeza, envidia, odio, soy humana y eso me hace dual, vulnerable a envejecer, a morir, a sentir un abanico de emociones, obvio que también tengo bajones y rabietas. Es sólo que cada vez duran y me atormentan menos, todas las funciones de mi vida, fracasos y éxitos, me han mostrado partes mías que aún siento sigo asimilando, y nuevas que voy descubriendo, que me permiten no creerme tanto esas ideas que me generan dolor, insatisfacción y una exhausta búsqueda.

Por mucho que me puede joder cada escena o personaje, se que solo tengo lo que hay y lo gestiono con todo lo que tengo, ni mejor, ni peor, como puedo, en donde si que me siento orgullosa de cada vez más no querer mejorarlo, ni culparme por lo que hice o lo que no, porque nada de afuera me dará lo que no logro ver en este momento de mí, mejor recibir lo que venga como pueda, si toca ponerse triste, enfadada, alegre, entusiasta o creativa, se dará solo.

Dicen grandes maestros que hemos vivido muchas vidas y que todo lo que necesitamos saber para cumplir nuestra misión en esta ya lo sabemos de todos esos viajes, que solo hace falta conectar con ese poder interior para poder expandir en el mundo nuestra magia, porque somos existencia e incluso al morir no desaparecemos nos volvemos a hacer uno con todo. Y aunque eso aún no he podido experimentarlo, confío mucho en que así sea, y vivo cada vez más despierto a mis sensibilidades y dones, siento los botones que me activan en este mundo a sonreír y a brillar cada vez son más visibles y los aprieto con seguridad y fuerza, porque aunque no se que me espere al otro lado, se que cada instante es único y eterno, y que en vez de perder tiempo en si me equivoco o no, lo vivo cada vez más con mayor intensidad, tomo lo que la vida me da y lo transformo en lo que quiera.

Así que menos vueltas y más certezas, fluir con todo y con todos, en la forma que nos salga, al final de cuentas todo lo que no veas se repetirá hasta que lo veas jeje porque aunque busquemos felicidad afuera, cada historia que vivimos nos recordará solo lo que tenemos dentro y eso ocurre automáticamente, así que a disfrutar hasta de la lluvia mental y emocional, de la calentura que putea y de la que te seduce bajo las sábanas.

Los quiero mucho, gracias por existir y ser parte de esta historia.

#SerConsciente #YoSoy #Infinito #TatiCarrizo #Libre

Scroll Up